5 pasos para realizar tus deseos mas profundos

Por qué no consigo las cosas que deseo? Frustración, temor, enfermedad, autorechazo, son algunas de las cosas que experimentamos cuando no se logran las cosas que deseamos a pesar de poner mucho empeño. “Por qué me pasa esto a mí?” es la pregunta que nos hacemos frecuentemente ó “Por qué nunca se me dan las cosas?”

5 pasos para realizar tus deseos mas profundos

5 pasos para realizar tus deseos mas profundos

Por Marteen Zárate

 

Dónde empieza todo esto?

Me acuerdo cuando era pequeño (el menor de 3 en casa) me daba cuenta del reconocimiento que obtenía mi hermana mayor por ser sobresaliente en los exámenes, tenía siempre el primer lugar y tenía el honor único de portar la bandera los lunes. Como muchos de ustedes que me leen, desde pequeños tenemos admiración hacia alguien mayor que tomamos como ejemplo y yo siempre admiré a mi hermana. De inmediato registré que había un reconocimiento por “lo que haces” y decidí intentar ser el primer lugar (con altibajos) y también quise tener la bandera! Una vez recuerdo que en mi salón de clases de primaria la maestra felicitó a una niña por tener bonita letra, así que de inmediato empecé a hacer la letra como ella y en ese momento tenía me decían que “letra de niña” jajaja, sí me importó un poco porque luego empecé a hacer la letra fea con unos ganchos raros y me regañaron diciéndome “por qué lo haces si siempre has hecho la letra bonita?”. En ese momento empieza una riña entre lo que SOY y lo que hago. Todos tenemos experiencias como esas y de adultos tenemos que tomar miles de decisiones sobre qué hacemos. Lamentablemente nos confundimos identificándonos con lo que hacemos o lo que tenemos.

Dónde empieza todo esto?

Me acuerdo cuando era pequeño (el menor de 3 en casa) me daba cuenta del reconocimiento que obtenía mi hermana mayor por ser sobresaliente en los exámenes, tenía siempre el primer lugar y tenía el honor único de portar la bandera los lunes. Como muchos de ustedes que me leen, desde pequeños tenemos admiración hacia alguien mayor que tomamos como ejemplo y yo siempre admiré a mi hermana. De inmediato registré que había un reconocimiento por “lo que haces” y decidí intentar ser el primer lugar (con altibajos) y también quise tener la bandera! Una vez recuerdo que en mi salón de clases de primaria la maestra felicitó a una niña por tener bonita letra, así que de inmediato empecé a hacer la letra como ella y en ese momento tenía me decían que “letra de niña” jajaja, sí me importó un poco porque luego empecé a hacer la letra fea con unos ganchos raros y me regañaron diciéndome “por qué lo haces si siempre has hecho la letra bonita?”. En ese momento empieza una riña entre lo que SOY y lo que hago. Todos tenemos experiencias como esas y de adultos tenemos que tomar miles de decisiones sobre qué hacemos. Lamentablemente nos confundimos identificándonos con lo que hacemos o lo que tenemos.

Del deseo a la intención:

Una intención es el punto de inicio de cualquier sueño. Es ese motor que nos lleva a satisfacer todas nuestras necesidades ya sea de dinero, relaciones, despertar espiritual, o amor. Entonces vemos satisfechos nuestros deseos.

Todo comienza con una intención, desde mover un dedo, hacer un favor, desplazarnos del lugar A al lugar B, todo comienza con la intención.Los sabios ó rishis de la india observaron hace años que nuestro destino es finalmente forjado por nuestras más profundas intenciones y deseos. El texto Védico clásico conocido como Upanishads declara:

“Eres lo que es tu más profundo deseo. Como es tu más profundo deseo, también es tu intención. Como es tu intención, también es tu voluntad. Como es tu voluntad, también serán tus acciones. Como sean tus acciones también será tu destino.”

Para ver materializados nuestros deseos debemos comprender los deseos genuinos del corazón, los cuales van siempre a ser muy simples, disfrutar de la dicha, de la unión con lo divino, disfrutar el presente, respirar y mantener una mente ecuánime, aminorar el sufrimiento actual o prevenir el dolor futuro.

Estableciendo los deseos genuinos del corazón:

  1. Contruye un espacio para tí. Cómo poder comprender nuestra sabiduría interior si la rutina en general, trabajo, resposabilidades ocupan nuestra mente? Realizar una práctica para aquietar tu mente como ejercicio, yoga, meditación, mindfullness, caminar…rezar, encontrar un espacio para un diálogo interno y de reflexión. La meditación es ideal, como brecha para evadir el ego y llevarnos a la quietud mental, al silencio (donde está Dios) al espacio (Akasha), a la conciencia pura. Esto lleva tiempo pero ten paciencia, verás los resultados.
  2. Reconoce tus talentos y ponlos a trabajar. A veces estamos “picando piedra” en donde no podemos realizarnos. Para qué soy bueno? házte esa pregunta. Qué cosas puedes hacer con facilidad y donde pueden agregar valor? A veces tenemos tantas ocupaciones que se nos olvidan las cosas que verdaderamente disfutamos. Si tienes oportunidad pregunta a tus padres o abuelos qué es lo que te gustaba hacer de pequeño(a) tal vez cocinar, dibujar, cantar, peinar muñecas, probablemente tu potencial lo tengas escondido y aún no lo hayas explotado, siempre puedes volver a comenzar!
  3. Realiza un plan. Permítete soñar y observa los mensajes de alrededor, no te permitas el auto-boicot. Escribe tus ideas y sueños y observa cuales puedes hacer realidad en un plazo mediano o corto y trabaja en ellos. No se trata de pasarla soñando solamente sino de establecer las acciones para llegar a ellos. Si no te animas a escribir al menos piensalo y vistualizate en un estado más elevado. Agradece como si ya hubieras obtenido el resultado deseado.
  4. Desapégate del resultado. Deja ir tu apego a un resultado específico y comprende la incertidumbre. El apego se basa en el miedo y la inseguridad mientras el desapego está basado en una creencia incuestionable en el poder de tu verdadero ser. Si tu propósito es que todo salga “como tu quieres”, muy probablemente
  5. Confía que las cosas sucedan y disfruta el recorrido. Tus intenciones concentradas ponen en movimiento el infinito poder organizador del universo. Confía en ese poder organizador infinito para orquestar la total satisfacción de tus deseos. No escuches a la voz que dice que tienes que estar al mando, que dice que la vigilancia obsesiva es la única manera de que algo se haga. El resultado de que intentes con tanta intensidad el forzar las cosas puede no ser tan bueno para ti como el que viene de manera natural. Has liberado tus intenciones al suelo fértil de la potencialidad pura, y van a florecer cuando la temporada sea la correcta

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.